Aquí unos tips de por que no tiene que haber un frio excesivo en nuestros servidores/centros de datos.

Generalmente (para centros de datos óptimos) la temperatura adecuada para dispositivos informáticos es de entre 20 y 25º C (68 y 77º F), con una humedad relative de entre 40 y 55%.

Las bajas y altas temperaturas así como también los cambio repentinos pueden interferir con la ejecución de procesos y en algunos casos terminar la ejecución de sistemas, dañando componentes de hardware o software que no llegan a apagarse o a recuperar los valores ambientales adecuados con la velocidad necesaria.

Recuerda que mantener una temperatura abajo de los 20º C es innecesario y altamente costoso (económicamente).

Anuncios